lunes, abril 12Todas las Voces Todas!
Shadow

Conmemorando los 132 años de la Gabriela Feminista y revolucionaria

Poco a poco, a pesar del velo impuesto por los dueños de todo; la verdadera Gabriela Mistral vuelve a florecer, mostrando que era mucho màs que una virtuosa profesora rural.
Mucho más que eso, una mujer con rabia por la realidad, mujer revolucionaria y envidiada, sobre todo por hombres, que la quisieron aislar y censurar, mujer con valentía, mujer que amó como quiso y quien quiso.
Mujer que deja huellas imborrables de las que aun debemos aprender.

Nuestro homenaje en un poema del Gran Nano Stern

Gabriela Mistral, poeta
de tierra, cauce y estrellas,
sigue marcando sus huellas
como en el cielo un cometa.
Lucila Godoy, profeta
del amor y la enseñanza,
imagen y semejanza
de la divina escritura,
fluye como el agua pura
del Elqui de su crianza.
Gabriela vive en los cielos
de su Vicuña natal,
y es como un poema astral
que baja con los deshielos.
Lucila, que entre mil velos
vivió amores prohibidos,
susurra en nuestros oídos
su fuego, que es risa y llanto
y que aún vive en su canto
desafiando a los olvidos.
Quieren hacer de Gabriela
lo que Gabriela no fue
y meterla en un corsé
de maestra de novela.
Lucila no se consuela
pues su enorme corazón
no cabe en un colofón
corregido y descremado;
Si acaso dejó un legado
fue su insurrecta pasión.
Gabriela de los sonetos,
Gabriela de la reforma,
Gabriela, que a toda horma
calzó propios alfabetos.
Gabriela de los secretos
y de las cartas de amor,
Gabriela y todo el fulgor
del universal concierto,
Gabriela que en el desierto
hizo del verbo una flor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *